Las subestaciones eléctricas es una instalación que pertenece a un sistema eléctrico de potencia y su principal función producir y distribuir grandes cantidades de energía eléctrica hacia uno o varios puntos específicos.

 

Lo que conocemos como transformadores es el equipo más importante de una subestación. Éstas también se encargan de regular las transformaciones de tensión, frecuencia y conexión de circuitos

 

Podemos encontrar subestaciones eléctricas al aire libre fuera de la ciudad ya que están alejadas de las personas y, las ubicadas en edificios se encuentran protegidas del exterior para evitar contaminación y riesgos para civiles.

 

Existen dos tipos de subestaciones:

 

Subestaciones de transformación: transforman energía eléctrica a través de uno o varios transformadores; pueden ser elevadoras o reductoras de tensión.

 

Subestaciones de maniobra: conectan dos o más circuitos y realizan sus maniobras y, por ende, no transforman la tensión.

 

Como cualquier equipo eléctrico, las subestaciones eléctricas suelen tener fallas pero la importancia de estos sistemas es tal que, en caso de algún problema, se activa otro equipo para que la subestación no deje de operar.